martes, 29 de junio de 2010

Rey de presidente en colombia:alvaro uribe velez

Álvaro Uribe Vélez

De Wikipedia, la enciclopedia libre

«Álvaro Uribe» redirige aquí. Para otras acepciones, véase Álvaro Uribe (desambiguación).
Para otros usos de este término, véase Uribe (desambiguación).
Álvaro Uribe Vélez
Álvaro Uribe Vélez

Actualmente en el cargo
Desde el 7 de agosto de 2002
Vicepresidente Francisco Santos Calderón
Precedido por Andrés Pastrana Arango
Sucedido por Juan Manuel Santos(electo)

2 de enero de 19952 de enero de 1997

20 de julio de 198620 de julio de 1994

Datos personales
Nacimiento 4 de julio de 1952 (57 años)
Bandera de Colombia Medellín, Colombia
Partido Partido Liberal Colombiano (1977-2001)
Primero Colombia (2002-actualidad)
Cónyuge Lina Moreno de Uribe
Hijos Tomás Uribe Moreno
Jerónimo Uribe Moreno
Profesión Abogado
Alma máter Universidad de Antioquia
Religión Católica
Residencia Casa de Nariño, Bogotá
Firma Firma de Álvaro Uribe Vélez

Álvaro Uribe Vélez (nacido el 4 de julio de 1952 en Medellín, Antioquia) es un político y abogado colombiano que actualmente ejerce como presidente de la República de Colombia por el período 2006-2010. Fue reelegido para dicho cargo tras su anterior administración (2002-2006) después de que presentara un acto legislativo que modificó la constitución.[2] La coalición de gobierno de Uribe intentó modificar la Consitución colombiana para permitir una segunda reelección, pero la Corte Constitucional falló en su contra, imposibilitando al mandatario para ser a candidato a un tercer mandato.[3]

Uribe se graduó en derecho en la Universidad de Antioquia y cursó posteriormente estudios en administración, gerencia y negociación de conflictos en la Escuela de Extensión de la Universidad Harvard;[4] [5] fue también "miembro senior asociado" de un college de la Universidad de Oxford.[6] [5]

Como político ha desempeñado diferentes cargos en las Empresas Públicas de Medellín, en el Ministerio del Trabajo y la Aeronáutica Civil, sirviendo como Alcalde de la ciudad de Medellín durante (1982), ejerciendo de senador de la República (1986-1994) y, más tarde, de gobernador de Antioquia (1995-1997), siendo finalmente elegido presidente de la República de Colombia en 2002.[7]

Su sucesor electo es Juan Manuel Santos, quien jurará cargo como nuevo Presidente de Colombia en el Capitolio Nacional el próximo 7 de agosto.

Contenido

[ocultar]

Vida personal

Familia

Álvaro Uribe Vélez nació en Medellín el 4 de julio de 1952, hijo de Alberto Uribe Sierra y Laura Vélez Escobar. Sus hermanos son Santiago, Maria Isabel y Maria Teresa. También tuvo un hermano llamado Jaime Alberto, ya fallecido.[8] [9]

La infancia de Álvaro Uribe transcurrió entre la ciudad y las fincas de su familia, situadas en el suroeste del departamento de Antioquia. Fue testigo de la participación de su madre en el plebiscito de 1957 por los derechos políticos de la mujer en Colombia, hecho que terminó con la triunfal elección de Laura Vélez para ejercer de senadora.[10]

El 19 de abril de 1981 nace el primer hijo de Álvaro Uribe y su esposa, Lina Moreno. Al primogénito lo llamaron Tomás, y el segundo hijo, nacido el 16 de julio de 1983, Jerónimo.[11]

Educación

Álvaro Uribe estudió el bachillerato en el instituto Jorge Robledo a partir de 1970. Allí fue eximido de exámenes finales en todas las materias durante el 5° y el 6° Grado, gracias a su excelente rendimiento académico. Fue declarado el mejor bachiller de su clase.[12]

Tras su graduación resultó aceptado en la Universidad de Antioquia, donde cursó Derecho. Ahí conoció, siendo aún alumno, al profesor Carlos Gaviria Díaz, figura importante para él en los años posteriores. Se graduó en derecho en el año 1977, pasando a ejercer como abogado.[13]

A partir de 1977 y hasta muy entrados los ochenta, Uribe estudió el marxismo, el maoísmo, y las revoluciones china y cubana. Sin embargo, y según su propia declaración, pese a los estudios de régimenes socialistas siempre le convenció más el estado de derecho y el pluralismo". Álvaro Uribe también dijo haber adherido las ideas liberales irracionalmente, pero que en la universidad las había confirmado, sintiéndose parte de la oposición. Durante esa época también se opuso al movimiento estudiantil, al que calificó de anárquico ya que, según dice, defendían la libertad de cátedra y finalmente la negaban, hablaban de la universidad científica y resultaba que era la universidad en desgobierno. Esas circunstancias lo convirtieron en un opositor a las tendencias mayoritarias del movimiento estudiantil de la época.[10]

En 1993, Álvaro Uribe obtuvo un certificado de administración y finanzas de la Escuela de Extensión de la universidad de Harvard en Boston, Estados Unidos,[14] recibiendo también algo después un certificado de “Negociación de Conflictos”. Entre 1998 y 1999 Uribe estudió en el Saint Antony´s College de la universidad de Oxford en Inglaterra, gracias a la beca Simón Bolívar del Consejo Británico y donde participó como Senior Associate Member (SAM).[15] [16]

Negocios

Álvaro Uribe y sus hermanos heredaron varios bienes después la muerte de su padre. En 1977, la empresa Inversiones Uribe Vélez, que dirigían Alberto Uribe y su hijo Álvaro, adquirió la finca La Mundial, ubicada en Maceo (Antioquia) y la hacienda llamada La Carolina. Su familia también era propietaria de la hacienda Guacharacas, ubicada en San Roque, Antioquia.[17]

Tras la muerte de su padre el 14 de junio de 1983, la familia sufrió una crisis económica ya que el fallecido Alberto Uribe había incurrido en deudas. De las 25 haciendas que mantenía Inversiones Uribe Vélez solo lograron mantener una en Bolombolo, departamento de Antioquia. Luego adquirió El Ubérrimo, con 2.000 hectáreas, cerca de la ciudad de Montería, en el departamento de Córdoba. La finca cuenta con un diseño de rotación del ganado y es una de las más productivas de la región. La otra finca es llamada San José y posee 23 hectáreas.[18]

Salud

Uribe es practicante de la yoga nidra, técnica de meditación y relajación profunda, para "organizar la mente" y "tranquilizar el espíritu", practicándola a primera hora de la mañana.[19]

Vida política

Álvaro Uribe Vélez empezó su vida pública a temprana edad, cuando, junto con Hernando Agudelo y Diego Calle, comenzó a militar en el Partido Liberal Colombiano. Sus aliados procedieron a unirse con el directorio liberal de Antioquia, que era presidido por Don Bernardo Guerra, y Uribe entró con ellos al directorio, aunque eso duró poco ya que luego se volvió disidente sin romper con la esencia del partido.[10] Hacia 1985 funda en Antioquia el movimiento regional conocido como "Sector Democrático" junto a su primo y aliado político Mario Uribe Escobar, movimiento que con el tiempo se transformaría en el Partido Colombia Democrática.[20]

En 1976, Álvaro Uribe fue ascendido a Jefe de Bienes de las Empresas Públicas de Medellín, ejerciendo entre 1977 y 1978 como secretario general del Ministerio del Trabajo.

Director de la Aeronáutica Civil (1980-1982)

Álvaro Uribe contaba 28 años cuando fue nombrado Director de la Aeronáutica Civil por el presidente Julio César Turbay,[21] cargo que ocupó entre enero de 1980 y el 7 de agosto de 1982.[22] Su función como director consistió en otorgar licencias para la construcción de aeropuertos en los municipios de Frontino, Amalfi, Urrao, y Caucasia. Se consideran grandes logros de su mandato el hecho de terminar el edificio del Aeropuerto Internacional Ernesto Cortissoz de Barranquilla, el lograr la operación nocturna de los aeropuertos Palonegro (acción ocurrida en Bucaramanga) y, entre otros éxitos, la creación del Aeropuerto Internacional Camilo Daza de Cúcuta y la construcción del Puente Aéreo de Bogotá en el Aeropuerto Internacional El Dorado.[18]

Alcaldía de Medellín (1982-1983)

Álvaro Uribe fue nombrado alcalde de Medellín entre 1982 y 1983 durante el gobierno del presidente Belisario Betancur, aunque solo ocupó el cargo a lo largo de cinco de los cuarenta y ocho meses. Desde dicha alcaldía lideró un gran proyecto cívico, bautizado como “Medellín Cívico”, que incluyó la creación de Metroseguridad, una Empresa Industrial y Comercial del Estado prestadora de servicios tecnológicos, logísticos, de capacitación y de asesoría, dirigidos tanto al sector público como al privado, a través de un sistema integral de seguridad. Uribe también privatizó el manejo de las basuras entregando el relleno sanitario de la Curva de Rodas al sector privado.[23]

En el año 1983, Uribe recibió una carta del grupo guerrillero EPL donde le exigía una millonaria suma de dinero y cartas con amenazas contra su familia. Uribe acudió donde el entonces director del DAS en Montería, Emilio Vence a quien le hizo la denuncia y se inició luego la investigación. Los funcionarios del DAS acordaron con los extorsionistas entregarles el dinero y Vence le dijo a Uribe: "Entrégueme su sombrero, el poncho y el carriel, para que un agente nuestro, con una fisonomía muy parecida, encare a los guerrilleros". Uribe se negó a que la otra persona pusiera su vida en peligro por él y le dijo a Vence que el mismo iría a entregar el dinero. En el episodio se capturaron a doce guerrilleros.[24]

Concejal de Medellín (1984-1986)

En 1984, Álvaro Uribe fue electo Concejal de Medellin,[25] siendo ponente desde ese cargo del acuerdo de exención tributaria a las cooperativas y ponente del proyecto que creó a Metrosalud.[26] [27] Fue durante este período que Alvaro Uribe y su familia se vieron envueltos en la investigación sobre el asesinato del entonces ministro Rodrigo Lara Bonilla.[9] Terminó su período como concejal de Medellín en 1986.[28]

Senador de la República (1986-1994)

Álvaro Uribe fue senador de la República en los períodos 1986-1990 y 1990-1994, aspirando a la Cámara junto con su primo Mario Uribe Escobar, que durante estos mismos periodos también buscó una experiencia senatorial. Debido al desempeño realizado durante su primer mandato obtuvo las distinciones de Senador Estrella en 1990 y la de Senador de Mejores Iniciativas, mérito escogido por los medios de comunicación y sus colegas del Senado. También fue resaltado como Mejor Senador en 1993.[29] [28]

Durante sus dos mandatos senatoriales presidió comisiones y fue ponente de:[30]

  • Ley 11 de 1988 que autorizó el ingreso subsidiado del servicio doméstico al Instituto de Seguro Social (ISS).[31]
  • Ley 71 de 1988 Reforma Pensional.[32]
  • Ley 79 de 1988 Actualización Cooperativa o Banca Cooperativa.[33]
  • Ley 16 de 1990 Financiación democrática de los clubes de fútbol.
  • Ley 40 de 1990 Protección y desarrollo de la producción de panela.
  • Ley 91 de 1990 Que creó el Fondo Prestacional del Magisterio.
  • Ley 50 de 1990 Reforma Laboral.[34]
  • Ley 27 de 1992 Carrera Administrativa.
  • Ley 82 de 1993 Protección mujer cabeza de familia.
  • Ley 100 de 1993 Sistema de Seguridad Social.

Como senador Álvaro Uribe fue ponente durante el Gobierno de César Gaviria y puso en marcha durante la administración Ernesto Samper la Ley 100 de 1993, también llamada "ley de seguridad social e integral" que reguló la salud en Colombia y cuyo objetivo era garantizar los derechos irrenunciables de la persona y la comunidad para obtener la calidad de vida acorde con la dignidad humana, mediante la protección de las contingencias que la afecten. El sistema comprende las obligaciones del Estado y la sociedad, las instituciones y los recursos destinados a garantizar la cobertura de las prestaciones de carácter económico, de salud y servicios complementarios, materia de esta ley, u otras que se incorporen normativamente en el futuro, ya que la ley se mantiene vigente hoy día.[35]

Gobernador de Antioquia (1995-1997)

Álvaro Uribe Vélez fue elegido Gobernador de Antioquia para el período 1995-1997, derrotando por sólo 418 votos al candidato conservador Alfonso Núñez Lapeira, que apoyaría posteriormente al gobernador electo. Se posesionó del cargo el 2 de enero de 1995.[36] Durante su mandato, Antioquia tuvo un nuevo estilo de gobierno más dinámico y se organizaron por vez primera los consejos comunitarios.[37]

Como gobernador de Antioquia recortó gastos y personal,[38] amplió la cobertura de educación en 102.000 cupos, multiplicó por tres los kilómetros de carreteras pavimentadas y logró que un millón de antioqueños tuvieran sus servicios de salud subsidiados, hechos que se consideraron mayoritariamente como grandes éxitos.[39]

Su administración también defendió y promovió la implantación local de las CONVIVIR, cooperativas de seguridad privada creadas por el gobierno nacional mediante el Decreto 356 de 1994 y una resolución del 27 de abril de 1995 de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada como medidas de seguridad para reforzar la seguridad frente a los actores del conflicto armado colombiano.[40] Durante su mandato como gobernador se incrementó la influencia de paramilitares y narcotraficantes en Antioquia, por lo que su administración fue cuestionada en ocasiones como en la masacre de El Aro.

Como gobernador de Antioquia, ordenó la detención del agente alemán Werner Mauss tras su participación en el pago de un rescate a cambio de la liberación de un ejecutivo de una empresa germana secuestrado por la guerrilla del ELN.[41]

Secretarios

Presidente de Colombia (2002-2010)

Su mandato presidencial se ha caracterizado por la lucha frontal contra los grupos irregulares en Colombia y el narcotráfico bajo un programa de gobierno denominado política de seguridad democrática que es amparado en parte por el Plan Colombia y ha sido criticado por sectores de la oposición y disidentes. El gobierno de Uribe llevó a cabo una controvertida desmovilización de grupos paramilitares activos dentro de las AUC, que inluyeron la Ley de Justicia y Paz, para reducir los espacios de acción de las guerrillas como las FARC y el ELN.[42]

Uribe ha buscado la firma de distintos tratados de libre comercio con otros países, principalmente con Estados Unidos. Ha sido acusado por sectores opositores y disidentes de presuntamente haber tenido relación con el Cartel de Medellín y el fomento del paramilitarismo en Colombia, por lo cual ha sido investigado y encontrado inocente. Uribe ha negado cualquier relación con dichos sectores criminales, pero funcionarios de su gobierno y aliados políticos ha sido condenados en el escándalo de la parapolítica, lo que ha generado cuestionamientos. Uribe ha fomentado la economía de mercado y una fuerte alianza estratégica con Estados Unidos, también criticada por crear dependencia de dicho país. También en el campo internacional ha mantenido relaciones de altibajos con los gobiernos del venezolano Hugo Chávez, el ecuatoriano Rafael Correa y el nicaragüense Daniel Ortega.

Se han presentado diferentes controversias y críticas en torno al presidente Uribe, su entorno familiar y su desempeño en diferentes funciones públicas o políticas. Entre ellas se encuentran acusaciones por parte de Piedad Córdoba, Gustavo Petro y Virginia Vallejo sobre presuntos vínculos con el Cartel de Medellín y el paramilitarismo en Colombia, lo cual ha negado tajantemente.

Primer período presidencial (2002-2006)

Álvaro Uribe Vélez, quien siempre había militado dentro del partido Liberal, se presentó a las elecciones presidenciales de 2002 inicialmente como precandidato de su colectividad. Sin embargo, el candidato alegó falta de garantías para competir contra el ex-ministro y ex-candidato presidencial Horacio Serpa y, además de las cada vez más marcadas diferencias ideológicas entre ambos (Serpa, representando una tendencia socialdemócrata y Uribe, una más hacia la derecha dentro del liberalismo), decidió presentarse como independiente. Sus principales contendores fueron Horacio Serpa, en representación del Partido Liberal; el ex dirigente sindical Luis Eduardo Garzón por el Polo Democrático Independiente, la ex ministra Noemí Sanín por el movimiento Sí, Colombia y la senadora Íngrid Betancourt por el Partido Verde Oxígeno (ésta última, terminó su campaña estando secuestrada por las FARC). Varios dirigentes liberales y el Partido Conservador —que en esas elecciones desistió de la candidatura del ex ministro Juan Camilo Restrepo- dieron su apoyo a Uribe.

Uribe fue elegido presidente de Colombia para el período 2002-2006 con el 53% del total de votos (5.862.655 votos), derrotando a su principal contendor, Horacio Serpa que obtuvo el 31,8% de los votos (3.514.779 votos) y convirtiéndose en el primer presidente en ganar las elecciones en primera vuelta desde que se instauró la medida en la Constitución de 1991. Según la Registraduría Nacional del Estado Civil, la participación en las elecciones fue del 46.471% (11.249.734 personas) del censo electoral.[43]

En el 2002 la campaña presidencial de Uribe recibió 100 millones de pesos de parte de la empresa Uniapuestas, en la cual la señora Enilse López (alias "La Gata") era la accionista mayoritaria.[44]

Posteriormente, López fue capturada y sindicada de varios cargos criminales por lavado de activos y desviación de fondos, relacionados con otros procesos judiciales. En el pasado también se la había criticado y considerado sospechosa de estar relacionada con el narcotráfico, específicamente con Gonzalo Rodríguez Gacha miembro del Cartel de Medellín, motivo por el que se empezó a sospechar de la honestidad con la que Uribe recibió el dinero.[45] y últimamente con el paramilitarismo.[46]

Sin embargo, Uribe y su ex-gerente de campaña Fabio Echeverri han argumentado que no se ha ocultado nada sobre la financiación de su campaña, que ese monto fue reflejado en la contabilidad y que no se incurrió en ninguna conducta ilegal ya que en el 2002 las empresas de Enilse López estaban legalmente constituidas.[44]

Diversos críticos, entre ellos los pre-candidatos del Partido Liberal y del Polo Democrático Alternativo, cuestionaron tanto la moralidad del recibimiento de esos dineros como el que potencialmente se haya incurrido en alguna conducta criminal al aceptarlos, algo no demostrado hasta el día de hoy.[44]

Segundo período presidencial (2006-2010)

Presidente Uribe con la familia Obama

Uribe fue reelegido presidente de Colombia para el período 2006 - 2010 después de impulsar una reforma a la constitución que permitía la reelección inmediata. La aprobación de la reforma en el Congreso fue un hecho controversial debido a que los representantes Yidis Medina y Teodolindo Avendaño cambiaron su decisión a última hora; Medina votó favorablemente la reelección después de que había manifestado su voto en contra, mientras que Avendaño se ausentó de la votación.[47] Mucho se había especulado sobre el tema hasta que en abril de 2008 el periodista Daniel Coronell reveló un video en el que Yidis Medina dice haber aceptado prebendas de parte del propio presidente Uribe y de algunos de sus cercanos colaboradores para cambiar su voto, sin embargo según Medina, a pesar del compromiso hecho con el presidente no recibió lo prometido.[48] Los funcionarios implicados y el presidente Uribe han negado rotundamente los hechos.

En la elección, Uribe alcanzó el 62.35% total de la votación (7,397,835 votos). La votación, claramente a su favor, superó el número de votos alcanzados en el primer periodo, convirtiéndose el mandatario con mayor número de votos obtenidos en la historia electoral del país. En dicha elección participó el 45.05% (12.041.737 personas) del censo electoral.[49]

Ministros
Política de seguridad
El Ejército Nacional es parte integral de la Política de Seguridad del Presidente Uribe.

Como parte de una política de seguridad, Uribe sentó unas reglas sobre las condiciones que deben cumplir los grupos ilegales para negociar. Condiciones que han sido rechazadas por las FARC, tímidamente seguidas por el ELN y asumidas por las AUC, con lo que se abrió la puerta para el proceso de desmovilización de paramilitares en Colombia. El proceso resultante ha sido cuestionado por varios críticos que temen que las condiciones no sean suficientes para impedir que haya un grado, para ellos inaceptable, de impunidad en torno a materias como los crímenes de lesa humanidad o el narcotráfico, así como la reparación a las víctimas que no ha sido eficiente y algunas de las personas que han reclamado reparación han sido perseguidas o asesinadas.[50] [51] De igual forma, algunos informes de prensa han revelado que algunos de los desmovilizados siguen presuntamente delinquiendo desde la cárcel y existen varios grupos emergentes que continúan con las prácticas paramilitares y de narcotráfico.[52] El proceso de desmovilización de paramilitares en Colombia ha servido, no obstante, para disminuir la tasa de criminalidad[53] y gracias a la confesión plena, que impuso la Corte Constitucional, para dar a conocer públicamente los vínculos de políticos con los grupos armados ilegales. El gobierno asegura que gracias a su gestión se ha desmontado al paramilitarismo.[54]

Su gobierno ha sido criticado por presuntas violaciones recurrentes a los derechos humanos. Estas criticas han venido de diversas organizaciones sociales [1]. La organización de derechos humanos Human Rights Watch ha conminado al gobierno de Estados Unidos a expresar su preocupación por ese mismo tema.[2]

Acuerdo humanitario
Véase también: Acuerdo humanitario

El Gobierno de Álvaro Uribe fue criticado por el frustrado intento de rescate de un grupo de secuestrados en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), quienes al notar la inminente operación de rescate decidieron ejecutar a los secuestrados, con las graves consecuencias que la acción llevó. El Papa Juan Pablo II manifestó su "hondo pesar" por las muertes de los políticos y militares colombianos, en tanto que la Unión Europea condenó los asesinatos de las FARC y pidió la liberación de todos los secuestrados, algo que no fue satisfecho por parte de la guerrilla.[55]

El 2 de julio de 2008 el Ejército Nacional colombiano realizó un histórico rescate de 15 secuestrados (entre los que se encontraban Íngrid Betancourt, 3 ciudadanos norteamericanos y 11 militares colombianos) calificado de "perfecto" debido a la impecable acción que permitió la completa liberación sin un solo disparo.

Reformas

Otra de las políticas impulsadas desde la campaña consistía en la disminución de los gastos del Estado. Uribe había prometido disminuir el gasto del Congreso, llevar a término una fusión de Ministerios y reducir los gastos pensionales de los servidores públicos. La fusión de algunos ministerios ha sido cuestionada por algunos expertos y por la misma Corte Suprema de Justicia, como es el caso del Ministerio del Interior y de Justicia.[56]

Uribe ha fusionado los ministerios de Justicia y Gobierno en el Ministerio del Interior y de Justicia; el Salud y el de Trabajo, en Ministerio de la Protección Social; y ha llevado a cabo una triple fusión entre los ministerios de Desarrollo, Vivienda y Medio Ambiente.

La política de Uribe también se ha basado económicamente en los principios fundamentales del libre mercado y la privatización, algo demostrado con la liquidación de empresas estatales como Telecom, Inravisión, Caprecom y Cajanal para facilitar la creación de otros entes, con el argumento de que son más dinámicos y con menores pasivos pensionales.

Para cumplir algunas de las promesas de campaña, Uribe promovió un referendo en el que incluía puntos como la muerte política de quienes defrauden al estado, la eliminación de las contralorías y personerías regionales, y un conjunto de reformas en la elección y conformación del congreso, asambleas y concejos. También incluía un polémico punto en el que se prorrogaba un año más el término de todas las autoridades regionales y locales del país, lo cual fue entendido por la oposición como un claro intento de obtener el respaldo de estas autoridades al proyecto completo.

Debido a la situación fiscal del país, el referendo incluyó también algunos puntos de carácter económico.

El referendo, celebrado en octubre de 2003, un día antes de las elecciones regionales, falló en convocar el número mínimo de votos válidos (25% del censo electoral publicado) en todos los puntos salvo el primero (muerte política), el cual obtuvo más de un 90% de votos por el "Sí" (5.874.193 votos). La derrota en parte se debió a la controversia que suscitó tanto la forma como el fondo del texto a refrendar entre los opositores y también entre varios de los aliados del gobierno, dando lugar a una campaña de abstención opositora que contribuyó a reducir la participación en el mismo. Según sus críticos, también influyeron los costos sociales que tendría el referendo y que esgrimieron como motivo de rechazo al mismo.

Durante el año 2004, el Gobierno Nacional, impulsó una reforma constitucional para permitir la reelección inmediata del Presidente, la cual fue declarada exequible por la Corte Constitucional colombiana el 19 de octubre de 2005.

Política migratoria

En materia migratoria, el presidente Álvaro Uribe discutió con congresistas de Estados Unidos la posibilidad de establecer un programa de trabajadores temporales a ese país. En una reunión, Uribe habría mencionado que se podría tratar de utilizar microchips u otros medios tecnológicos para garantizar que los colombianos participantes en el programa regresen efectivamente a Colombia, evitando que se pudieran quedar en el extranjero más tiempo del permitido. Sin embargo, los congresistas consideraron en su mayoría inviable esa posibilidad, en parte porque los trabajadores del programa podrían intentar removerse el chip.[57] Varios analistas criticaron la iniciativa porque también podría haber llegado a atacar la dignidad humana de los participantes.

Relaciones exteriores
Uribe y Bush con sus respectivas esposas el 11 de marzo de 2007 en Bogotá.

En política internacional el gobierno de Álvaro Uribe apoyó la guerra contra el terrorismo tal como la ha impulsado el presidente estadounidense George W. Bush. A pesar de la oposición interna el gobierno apoyó diplomáticamente la Invasión de Iraq de 2003.[58]

Las relaciones políticas con Venezuela fueron inicialmente cordiales, aunque se deterioraron por momentos a causa del tradicional conflicto limítrofe en el Golfo de Venezuela. El apoyo de Uribe a Bush fue además tomado por los seguidores del gobierno de Hugo Chávez como una amenaza a la Revolución Bolivariana.[cita requerida] Por otro lado, sectores afines al gobierno colombiano consideran a Chávez como una amenaza para Colombia y para la estabilidad política de América Latina, ya que sospechan de vínculos entre el gobierno de Chávez y las FARC.[cita requerida]

El Presidente Álvaro Uribe con el Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva en visita oficial a Colombia. (14 de diciembre de 2005).

Una de las situaciones más tensas surgió a raíz del caso Rodrigo Granda. Pero en el 2007 las relaciones entre los dos mandatarios se deteriorarían definitivamente después de que Uribe autorizara la mediación de Hugo Chávez en el Acuerdo Humanitario y que tres meses después interrumpiera dicha mediación. Este incidente causó un enfrentamiento verbal entre los mandatarios por medio de comunicados y las declaraciones públicas que terminaron por minar las relaciones que hasta el momento habían sido cordiales.[59]

En otros asuntos, su gobierno se ha mantenido al margen de la posición de los Estados Unidos, entre ellos al mantener relaciones bilaterales con Cuba y no apoyar las mociones contra esa nación en la ONU.

Sobre el aborto y derechos de homosexuales

El presidente Uribe ha mantenido una línea de "defensa de los valores familiares" al manifestarse en contra de la legalización del aborto y del matrimonio homosexual. También ha cuestionado las relaciones sexuales prematrimoniales, aunque como parte de su campaña de reelección en el 2006 aceptó el reconocimiento de los derechos patrimoniales y socioeconómicos de las uniones homosexuales, posición que no había aceptado hasta entonces. De todos modos, también en esa campaña volvió a rechazar el derecho al matrimonio y a la adopción de hijos por parte de los homosexuales. Dicha decisión del presidente dividió a los congresistas y a los partidos de su coalición, que terminaron por hundir el proyecto en el congreso.[60]

Relaciones con el poder judicial

Las relaciones entre el poder ejecutivo y judicial durante el gobierno del presidente Uribe, y particularmente con la Corte Suprema de Justicia, han sido tensas, especialmente en su segundo mandato. Los dos poderes se han acusado mutuamente de conspiración en especial a raíz del escándalo de la Parapolítica y el escándalo de la Yidispolítica. El caso fue finalmente puesto en conocimiento de la Corte Penal Internacional.[61]

Parapolítica

Durante el 2005, se desataron en Colombia una serie de investigaciones que comprometían a varios aliados políticos y a algunos funcionarios del gobierno Uribe con grupos paramilitares ilegales colombianos.

En el 2006 salieron a relucir revelaciones adicionales. A este proceso se le conoce como el escándalo de la parapolítica. Según las investigaciones varios dirigentes políticos se habrían beneficiado de estas alianzas por medio de la intimidación y la acción armada de los grupos paramilitares contra la población civil, algunos habrían presuntamente alcanzado cargos en alcaldías, consejos, asambleas municipales y gobernaciones así como en el Congreso de la República y otros órganos estatales superiores. A su vez algunos de los políticos y funcionarios desde sus cargos habrían desviado dineros para la financiación y conformación de grupos armados ilegales y habrían filtrado información para facilitar y beneficiar las acciones de estos grupos dentro de las que se incluyen masacres, asesinatos selectivos, desplazamientos forzados y otras acciones criminales también graves y considerables que tenían por objetivo extender el poder parapolítico en el territorio nacional.[62]

El 17 de noviembre de 2006, en su discurso con motivo de la Conmemoración de los 120 años de la Corte Suprema de Justicia, el Presidente Álvaro Uribe llamó a los congresistas y funcionarios públicos que tuvieran nexos con los paramilitares a "decir la verdad", declarando que la responsabilidad penal es individual y no puede afectar a las instituciones a pesar de que haya que meter a la cárcel a congresistas y funcionarios públicos, y reiteró "que si hay alguno de los treinta mil paramilitares que puedan decir que el Presidente de la República ha sido cómplice, que lo digan".[63]

Entre los funcionarios investigados se encuentran Jorge Noguera Cotes ex director del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) y ex-cónsul en Milán; Luis Camilo Osorio, ex Fiscal General nombrado embajador en México y Salvador Arana, ex gobernador del departamento de Sucre y ex-embajador encargado en Chile.[64] El congresista Mario Uribe Escobar, primo del presidente y uno de sus principales aliados políticos, también fue vinculado a una investigación por sus presuntos vínculos con el paramilitarismo.[65]

En el año 2007, el senador Gustavo Petro denunció en un debate parlamentario que entre 1995 y 1997 Salvatore Mancuso, Javier Piedrahita, José María Barrera, Mario Prada Cobos, Rodrigo Mercado Pelufo alias Cadena, Salomón Feris, Jorge Luis Alfonso López alias Monoleche y varios familiares de Enilse López, entre otros, participaron en las cooperativas de seguridad CONVIVIR durante la gobernación de Álvaro Uribe en Antioquia y dijo que operaron alrededor de ochenta de ellas en el departamento.[66]

"Yidispolitica"
Artículo principal: Yidispolítica

En 2008, la ex-representante suplente a la Cámara colombiana por el Departamento de Santander, Yidis Medina, quien ocupó una curul entre marzo y junio de 2004 en reemplazo de Iván Díaz Mateus como miembro de la Comisión Primera Constitucional durante el trámite del proyecto de Reforma Constitucional para incluir la figura de la reelección presidencial aprobada en 2005, confesó que votó a favor de dicha reforma para obtener beneficios burocráticos ofrecidos por funcionarios del Gobierno que presidía Uribe.

La Corte Suprema de Justicia condenó a Yidis Medina por cohecho propio, dictando en su contra una sentencia de 47 meses y 26 días de prisión. La Corte le pidió a la Corte Constitucional que revisara la legalidad de la reforma constitucional aprobada en el 2005.

El presidente Uribe reaccionó cuestionando la sentencia y llamando al Congreso a convocar a un referendo para decidir sobre la repetición de las elecciones presidenciales del 2006.

Dicho pronunciamiento recibió un fuerte rechazo por parte de miembros de los grupos políticos de oposición, quienes cuestionaron los efectos del mismo sobre la institucionalidad del país y el equilibrio entre los poderes públicos.

Reconocimientos

Presidente Álvaro Uribe recibiendo medalla de la libertad.
Honoris causa

Uribe ha recibido títulos de Doctor Honoris Causa en Comunicación Social y Periodismo de Los Fundadores Fundación Universitaria,[67] de la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL) por ser un político 'emprendedor y tenaz',[68] [69] del Instituto Tecnológico de Medellín (ITM) en tecnología de análisis de costos y presupuestos,[70] de Doctor Honoris Causa de la Universidad de Beijing,[71] La Escuela de Ingenieros de Metz de Francia le otorgó el título Honoris Causa en Ingeniería,[72] Honoris Causa en pedagogía de la virtualidad, otorgado por la Fundación Universitaria Católica del Norte[73] entre otros.

2 comentarios:

  1. Les falto ladron, picaro, paramilitar,etc..

    ResponderEliminar
  2. Yo le entiendo todo lo que quiere decir pero con Uribe empezó el fin de la pobreza en Colombia que realmente me gusta más en un 70% el gobierno de santos y petróleo es más debería ser un dictador santos y petróleo en la alcaldía es diferente una dictadura con un genio que con un ignorante!que opina?

    ResponderEliminar